lunes, 20 de junio de 2016

Los padres declaran la guerra a los deberes en las vacaciones de verano




La Ceapa presenta un documento al futuro ministro de Educación en el que cuestiona la obligatoriedad de las tareas fuera del horario escolarLa OMS avisa: los niños españoles se sienten presionados por los deberes.

ELENA MENGUALMadrid@elenamengual

15/06/2016 12:16Condicionan la vida familiar y el descanso de los alumnos y atentan contra la igualdad de oportunidades. Son dos de los principales motivos esgrimidos por la Confederación Española de Padres y Madres (Ceapa) para declarar la guerra a los deberes escolares, un asunto que quieren convertir en "debate social" y no meramente educativo. "Cada día recibimos más correos y llamadas de familias denunciando la situación que la sobrecarga de deberes les genera en sus casas", denuncia Jesús Salido, presidente de Ceapa. Por eso, a apenas una semana de que termine el curso escolar y arranquen las casi 11 semanas de parón veraniego, lanzan una campaña contra los deberes, en primera instancia con los que se mandan en las vacaciones de verano, pero extensiva al resto del curso. "Las vacaciones de verano deben ser un tiempo libre para toda la comunidad educativa, no solo para el profesorado. Exigimos que los niños dispongan de tiempo libre, y que la vida familiar no esté condicionada por las actividades curriculares"."Los profesores alegan que en verano hay mucho tiempo por delante y no hay que perder el ritmo... Nosotros -los adultos- cuando estamos de vacaciones no vamos de vez en cuando a la oficina; el argumento de que los estudiantes tienen que mantener el hábito no es válido", afirma Salido. "Nosotros no recomendamos que en verano los niños hagan actividad curricular. Ni siquiera campamentos de inglés o de otras temáticas" relacionadas con los contenidos escolares. "Todas las personas necesitamos desconectar, gestionar nuestro propio ocio. Es verdad que el propio sistema nos lanza el mensaje de que es bueno trabajar a todas horas, incluso en fiestas, pero no es así. Y ese es el problema de este sistema: el discurso social de que no debes limitarte a estudiar en el centro escolar", explica el presidente de Ceapa a EL MUNDO. "Se puede educar de otra manera, se debe educar de otra manera" es el lema de la campaña -aún en pañales- de los representantes de los padres, que llaman la atención sobre cómo en periodos vacacionales aumenta el volumen de tareas que hacer en casa. "Este año conocimos el caso de una familia que no pudo irse cuatro días de puente por la cantidad de deberes de sus hijos, además de un examen el lunes de vuelta".Cuestionan la legalidad de los deberes Este martes, Ceapa presentó un documento dirigido al futuro ministro de Educación -el que asuma el puesto tras las elecciones del 26-J-, en el que se le solicita información "sobre la obligatoriedad de realización de actividades culturales fuera del horario lectivo del alumnado", para saber "qué norma se incumple cuando un niño no hace los deberes, así como de qué modo se le puede sancionar. ¿Qué base legal sustenta que un docente valore negativamente la no realización de una tarea fuera del horario lectivo?", preguntan, a la vez que esgrimen que se trata de una injerencia en la vida privada de las familias y "el libre ejercicio del derecho a la educación que tienen los padres". "Los centros de enseñanza no pueden exigir ninguna tarea más allá del horario escolar y fuera de las horas lectivas, puesto que la competencia que la ley les reconoce respecto al derecho a la educación infantil y juvenil finaliza en el mismo momento en el que se cumple la estancia en el centro educativo", concluye el escrito. En su llamada a la rebelión contra los deberes, argumentan también que las tareas en el domicilio generan desigualdades. "Los deberes atentan contra la gratuidad de la educación porque las familias tienen que pagar academias. Además, muchas veces son realizados por los propios padres para evitar que los alumnos se queden sin hacerlos".Temor al 'contagio' del calendario escolar cántabroSobre el polémico cambio del calendario escolar en Cantabria -que supondrá que los centros escolares tengan una semana de vacaciones cada dos meses- los representantes de los padres han alertado de que esta medida no hará sino que contagiarse al resto de comunidades autónomas, a pesar de que "no está demostrado el beneficio para los alumnos". Para defender el cambio apelaron "a motivos pedagógicos, de descanso del alumnado y menos presión en trimestres con mucha carga lectiva. Nos tememos que utilizaron ese argumento pedagógico para convencer a las familias, como sucedió con la jornada continua", ha afirmado Elena González, vicepresidenta de Ceapa. "Pedagógicamente no está demostrado que este calendario sea mejor. Lo que sí está demostrado es que el rendimiento es mayor en invierno, por lo que la semana de vacaciones en noviembre podría ser perjudicial". Señala cómo, además, en estas semanas de descanso se producirá una sobrecarga de deberes. "Una semana seguida de fiesta no es una medida pedagógica, máxime cuando se van a mandar deberes. Ese descanso va a ser sólo para una parte de la comunidad educativa, y las familias, mientras, buscando academias". El calendario cántabro simplemente significa "evaluaciones más concentradas y días de fiesta cargados de deberes".Los representantes de los padres se muestran seguros de que Cantabria no será la única comunidad que adopte este calendario, y alerta de un efecto "contagio" en 2017, ya que el calendario escolar del próximo curso ya está cerrado. "Tenemos noticia de que va a ser el tema del curso que viene", anuncia González, quien augura que sucederá como con la jornada continua en los colegios: una medida que únicamente "responde a un derecho laboral, no al bien del alumnado". "Esgrimen que así los alumnos tienen más tiempo libre, cuando lo que sucede es que se les carga de deberes y extraescolares". Señalan, además, una relación directa entre este tipo de jornada y un peor rendimiento. "La jornada continua es el mayor ataque que puede sufrir la escuela pública", ha concluido Salido.Además: - España, uno de los países con más deberes- La OMS advierte: los niños españoles se sienten presionados por los deberes- El trabajo más esclavo

No hay comentarios:

Publicar un comentario